En días recientes, en al ambiente de Puebla, se ha visto y sentido una pesadez, brumosa, producto del alza en la contaminación.

Falta de lluvias y viento, exceso de parque vehicular, mala planeación de obras y ordenamiento de transporte público, incendios forestales y las emisiones del volcán Popocatépetl; han colaborado a este incremento, concuerdan expertos y académicos, entrevistados por Poblanerías.

Este miércoles, Rafael Reynoso Mora, Secretario de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial del Gobierno del Estado de Puebla, en entrevista radiofónica, explicó por qué no se ha activado o iniciado una «contingencia ambiental», y solo se dan recomendaciones.

Las razones por las que no se activa, son las siguientes:

    • No se excedieron los parámetros que la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAME) establece para que se pueda iniciar una contingencia.
    • La Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAME) contempla el “Hoy no Circula” en la fase 1 y 2 y
    • Dijo: “estamos [en Puebla] a tiempo de generar estrategias de mitigación para no llegar a ese punto”.
    • “Contamos con instrumentos y estaciones de monitoreo”
    • “Puebla tiene en funcionamiento 3 de 5 estaciones de monitoréo”
    • “Tenemos una medición suficiente para determinar la calidad del aire”
    • Se están generando convenios con el INAOE para darle mantenimiento a las estaciones
    • Rafael Reynoso Mora, dice que Puebla cuenta con los «elementos suficientes» para poder determinar la calidad del aire en el Estado. Se tienen 5 estaciones de monitores de las cuales 2 se encuentran en mantenimiento.

En Puebla, producto de los incendios forestales, hay 15,333 hectáreas afectadas, con 13 brigadas dispersas en el Estado. «Se dio la instrucción para hacer más inspecciones de control y vigilancia a empresas y vehículos», afirmó.


POB/JCSD/JMVA