Lorenzo Rivera Sosa, dirigente estatal del PRI, formalizó el proceso de expulsión de los militantes Leobardo Soto Martínez y Javier López Zavala y enviará el expediente al Comité Ejecutivo Nacional y a la Comisión Nacional de Justicia Partidiaria para que les suspendan sus derechos partidistas.

Dijo que pedirá a las instancias partidistas que revisen el actuar de aquellos priistas que manifiestan su apoyo a Alberto Jiménez Merino, pues no permitirán que haya simulaciones.

Mencionó que la lista de los militantes que no quieren estar en el PRI es “enorme”, por lo que lo mejor, consideró, es dejarlos fuera.

El líder del priismo poblano negó que la salida de Leobardo Soto signifique la desaparición de la CTM como sector del PRI.

 

 


POB/LFJ