Luis Miguel Barbosa aseguró que de ganar la elección, su gobierno será estricto para autorizar el Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios (RVOE), pues no habrá más escuelas “patito”.

Ante los jóvenes de la Universidad Anáhuac, el abanderado de la coalición Juntos Haremos Historia en Puebla, manifestó su preocupación por la calidad académica que algunas instituciones de bajo costo tienen y la meta será que nivel sea igual en todo el grado universitario.

Por eso, mencionó que su objetivo será la excelencia académica por lo que el gobierno, la universidad y la sociedad deberán de trabajar coordinadamente para formar los mejores profesionistas en Puebla.

Señaló que ante la proliferación de escuelas de bajo costo, que se han conocido como “escuelas patito” en sexenios anteriores, al asumir el cargo de gobernador el 2 de agosto será muy estricto en la revisión de los permisos tanto de las escuelas públicas como privadas.

“Queremos que Puebla se vuelva el asiento de los negocios del país, este es mi propósito que tengo como próximo gobernante, pues la la única forma para hacer crecer al estado (…) Para combatir la pobreza hay que tener universidades, pero no sólo espacios físicos sino que tengan nivel académico que exige la globalización”, expresó.

 

 


POB/LFJ