La industria textilera y de confección mexicana, generó el 3.4% del Producto Interno Bruto manufacturero, en 2017.

Empresas mexicanas, han dado un paso dentro de la producción de textiles biodegradables, al ofrecerlos con poliuretano fabricado a base de agua, que tienen un impacto mucho menor al medio ambiente.

El poliuretano, actualmente es el recubrimiento mayormente usado en el mundo, con una durabilidad muy larga, es por eso que es el revestimiento más cotizado por la industria textilera; por ejemplo, un vestido de poliéster tarda más de 200 años en degradarse.

Actualmente, la industria textil fabrica prendas con telas naturales o sintéticas; pero esto hace a la vez que se busquen y seleccionen materias primas sostenibles. Resulta, que los recubrimientos a base de agua son la opción más amigable para el ambiente, ademas de que evitan el uso de solventes para su fabricación.

Empresas mexicanas, como Covestro, no solamente han desarrollado revestimientos para prendas de uso cotidiano, sino también para ropa de uso medico, que incluyen entre ellas la ropa quirúrgica, protectores de cama para hospitales e incluso vendajes, etc.

Estos nuevos recubrimientos a base de agua, contienen una buena háptica y resistencia a desinfectantes.

 


POB/CFVJ