Guillermo Ruiz Argüelles, próximo Secretario de Salud, afirmó que durante la administración estatal estará garantizado el abasto de medicamentos, así como el funcionamiento hasta en 80% de los centros de salud y hospitales que hoy operan por debajo de su capacidad.

En entrevista, el médico hematólogo internista aseguró que una vez que se integre al gabinete, que comenzará el 1 de agosto, se investigarán los casos de corrupción, pues, según Miguel Barbosa es la dependencia con mayor índice.

Mencionó que, de manera coordinada con la Contraloría, se harán las investigaciones y en su caso las rectificaciones a las que haya lugar.

Dijo que sin conocer todavía la operatividad ni el manejo de la dependencia, existe la disponibilidad y voluntad del gobernador electo que en su administración habrá abasto de medicinas, doctores y enfermeras para atender la demanda ciudadana.

 

 


POB/LFJ