La Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Crimen, presentó, en el marco del Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, su Informe Mundial sobre Drogas 2019.

Dicho informe está dividido en 5 libros que reparten el contenido: El libro 1 toca el resumen, conclusiones e implicaciones, el libro 2 visión mundial y oferta y demanda de drogas, libro 3 depresivos, libro 4 estimulantes y libro 5 cannabis y halucinógenos.

De las conclusiones que resalta el resumen, destacan: el incremento mundial en uso de drogas en un lapso de casi diez años, el aumento de la producción y el consumo de cocaína, el aumento del uso de metanfetamina en diversas regiones, el crecimiento del mercado de opioides sintéticos y la transición que esta sufriendo el cannabis debido a su legalización en distintas regiones.

De acuerdo con el informe, en 2009 se reportaron 210 millones de personas usuarias de algún tipo de sustancia, para 2017 se estimó que 271 millones de personas, cerca del 5.5% de la población entre 15 y 64, reportaron usar algÚn tipo de sustancia.

Por otra parte, la oficina reporta que en comparación con el 2018, la producción de cocaína creció un 25%. Esto debido al incremento de la manufactura en Colombia, que se estima produjo cerca del 70% de la cocaína distribuida a nivel mundial.

Uno de los factores que resalta la oficina para que esto sucediera fue que derivado del acuerdo de paz firmado entre el gobierno Colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), grupos delictivos han pasado a ocupar las tierras donde se encontraban las FARC y han comenzado a usarlas para el cultivo de coca.

Con respecto a esta droga, el análisis cierra citando que cada vez mas cantidades de cocaína son decomisadas en partes de Asia y al oeste de África, aunque indica que casi el 90% de total decomisado en 2017 se reportó en América.

Por otra parte, el informe reporta un incremento durante 2018 con respecto a las cantidades de tabletas de metanfetamina decomisadas en el Sudeste Asiático con 745 millones de tabletas de comisadas.

Además, reporta que América del Norte sigue siendo la subregión con mayor uso de metanfetamina, con casos de sobredosis pasando de mil 300 en 2007 a 10 mil en 2017. El uso de opioides sintéticos ha influido a esta situación.

Con respecto a los opioides el reporte menciona la crisis que atraviesa América del Norte, donde Estados Unidos reportó 47 mil muertes por sobredosis de opioides y Canadá 4 mil, durante 2017. La agencia informa que esta crisis se le atribuye a los opioides sintéticos como el fentanilo.

A pesar de que Estados Unidos es el principal mercado de fentanilo, las conclusiones destacan que Europa tiene un pequeño pero creciente mercado de fentanilo, por otra parte destaca la crisis de tramadol en la que se encuentran áreas de África orienta, norte y central.

Se cita la producción y distribución de tremadol desde el sur de Asia con cerca del 90% de las decomisiones realizadas en 2017 reportadas en esta región.

Afghanistan ocupó nuevamente la primera posición como productor mundial de opio en 2018 con 263 mil hectáreas cultivadas, seguido por Myanmar con 37 mil 300 y en tercer lugar México con 30 mil 600 hectáreas.

Por último, el documento cita la situación del cannabis.

El consumo de esta droga ha incrementado, en especial en el aspecto recreativo; la agencia menciona que en 2018 a 188 millones de personas reportaron usarla, por otra parte, en Estados Unidos, entre 2007 y 2017 el número usuarios de cannabis creció un 60%.

Además, se han diversificado sus productos y ha incrementado su potencial desde que se comenzó a legalizar. El documento redacta que el potencial de la droga, en específico del elemento psicoactivo Tetrohidrocannabinol (THC) ha incrementado un 20%. Esto debido a la rápida evolución del mercado de concentrados.

Por último el informe cita que, en Colorado, la demanda por productos como cartuchos de concentrados o comestibles infusionados ha incrementado.

 

POB/JMVA