En entrevista radiofónica, Alfonso Esparza Ortíz, rector de la BUAP, afirmó que las aspirantes a estudiar en la BUAP cuyos padres fueron asesinados el fin de semana pasado, serán aceptadas en la máxima casa de estudios del estado, como lo marca el protocolo para este tipo de casos.

Para joven, que no pudo llegar al examen porque su madre fue asesinada mientras la llevaba a la prueba, Esparza refirió que, se le asignará un lugar en una escuela incorporada en inicio, con una beca al cien por ciento, atención psicológica y trabajo remunerado en un despacho de abogados de la ciudad.

Para el tercer semestre, podrá ingresar a la Facultad de Derecho de la universidad, con apoyo para la revalidación de las materias y la continuación de la beca.

Asimismo, a pregunta expresa, afirmó que la otra estudiante que se presentó al examen, teniendo varios días sin dormir porque su padre había sido asesinado, también podrá acceder a este protocolo.

Comentó que la universidad tiene planes que preven casos de alumnos que no han llegado a los exámenes de admisión, a causa de accidentes o imprevistos en el camino.

 

 


POB/JCSD