La Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) dio a conocer la versión pública de la manifestación de Impacto Ambiental de la Refinería Dos Bocas.

La mayor parte de los impactos ambientales serán en la etapa de preparación del sitio por el desmonte, despalme y actividades sobre el suelo que afectan agua, aire, vegetación y fauna; en la fase de construcción, habrá efectos sobre la atmósfera y el suelo, por la construcción de plataformas, plantas de proceso y servicios, conexiones, tuberías. Finalmente, en la operación se prevén “impactos moderados y severos” según las actividades de las instalaciones.

El informe detalla que el polígono, ubicado en el municipio de Paraíso en la región de la Chontalpa, “está sujeta a riesgo alto por inundación marina, riesgo alto por inundación fluvial, riesgo muy alto por inundación causado por marea de tormenta, riesgo muy alto por erosión causado por oleaje de alta energía”.

También, el organismo descentralizado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) indica que la construcción de la refinería generará daños ambientales como contaminación del agua y el desmonte de manglar, afectando a más de 6 mil 200 animales registrados en la zona, de 205 especies diferentes, algunos de ellos bajo protección especial.

El informe Asegura que Pemex contribuirá con la sustentabilidad ambiental de la zona a través de «medidas que han tenido importantes resultados en Áreas Naturales Protegidas como Pantanos de Centla y Lagunas de Términos, acciones que seguirán siendo aplicadas para lograr la sustentabilidad ahora de esta zona, para lograr la armonía entre las actividades petroleras, población y recursos naturales”.

El proyecto requiere una inversión de 8 mil millones de dólares, tendrá una extensión de 704 hectáreas, constará de 17 plantas de proceso e infraestructura de servicios, se prevé que además de las plantas industriales tendrá áreas de suministro de gas, mezclado en línea, tanques de almacenamiento, desfogues y sistemas contra incendio.

Se busca procesar 340 mil barriles por día de crudo para incrementar la producción nacional de gasolina y diésel con 172.2 mil barriles diarios (MBD); también se explica que la refinería busca producir 125 mil barriles diarios de diésel de ultra bajo azufre y 9.38 (MDB) de Propileno.

La construcción se realizará en 3 años, y en su operación y mantenimiento se estima una vida útil de 20 años que podría incrementarse.

POB/JMVA