En riesgo de desaparecer algunos de los 27 Centros Públicos de Investigación, incluidos en el sistema de investigación nacional, por los recortes anunciados por el gobierno federal, que representan un 20 por ciento del presupuesto en el año; afirman investigadores, quienes sostienen que esa no esa solución, sino depurar para terminar con la corrupción que hay.

Los investigadores de la Universidad de las Américas Puebla (Udlap) José Ramón Valdés Parra, Fortunato Martínez Austria y Raúl Bringas Nostti, coinciden que el sistema de investigación en los Centros Públicos están en crisis y sobre la lona ante la falta de presupuesto.

Aseguraron que no están en contra de las decisiones del presidente Andrés Manuel López Obrador, sin embargo opinaron que el recorte inicial y el que está por hacerse no solucionará el problema.

Ramón Valdés Parra, coordinador de Astrofísica del INAOE, dijo que en Puebla hay 150 investigadores y en el país 3 mil, en el caso específico del centro público sostuvo que en un corto plazo empezarán a sufrir en la parte operativa, pues estarían en riesgo los proyectos en específico los relacionados con los dos telescopios más grandes del mundo que son milimétrico y el de rayos gama.

“La comunidad científica está tratando de hacerle entender a a la gente que toma las decisiones de política pública federal que se tiene que resolver el problema de otro problema y no con recortar el presupuesto para los Centros Públicos de a Investigación”.

En su oportunidad, Fortunato Martínez, académico del departamento de Ingeniería Civil y Ambiental, expresó que no puede lastimarse el área de la investigación, cuando México debe estar en la 4ta. Revolución Industrial que hay en el mundo.

Señaló que hay fuga de cerebros y una terrible preocupación entre los jóvenes que están en vías de ser excelentes investigadores.

“México necesita más conocimiento, tecnología, ciencia e historia, somos el país en la OCDE que menos invierte en Ciencia,Tecnología y Conocimiento, pues apenas invierte el 0.4 por ciento, mientras que otros miembros del organismo internacional invierten más del 2.5 de su presupuesto total”, subrayó.
“Lo que hace a un país moderno, no es otra cosa que la ciencia y la tecnología (…) necesitamos más sociólogos, más historiadores, más innovación, más vínculos academia-gobierno (…) en síntesis, necesitamos más conocimiento en todas las ramas (…) mientras estamos nosotros en la 4T, el mundo está en la Cuarta Revolución Industrial y la estamos perdiendo y eso significa cerrar el futuro de México como una nación de primer nivel, como líderes económicos, políticos, sociales y demás”, agregó.

Por su parte, el investigador y profesor de la Udlap, Bringas Nostti reconoció que hay un elemento corrupto en el sistema de investigación que pretende limpiar el presidente a través de cerrar la llave de los recursos, sin embargo, dijo que ese no es el camino más correcto.

“No se puede castigar al sistema en sí, ni recortarle recursos, se deberá depurar sobre todo por que hay gente que se ha aprovechado de este esquema para hacer malos manejos y ahí entendemos lo que pretende hacer el gobierno federal pero no es poner a todos en la misma bolsa”, agregó.

 

 


POB/JCSD