Al ser cuestionado sobre el caso de Mario Marín, exgobernador de Puebla, y Emilio Lozoya, expresidente de Pemex; el primer mandatario, Andrés Manuel López Obrador, comentó:

“Pueden evadir la acción de la justicia durante algún tiempo, pero van a ser detenidos, porque las autoridades encargadas tienen que aplicarse y hacer su tarea”.

Tras recalcar que su gobierno no permite la corrupción ni la impunidad, el presidente declaró que es “una mentira” que se diga que “no los detienen porque nosotros los protegemos.”

“Yo no tengo el problema de conciencia ni en este ni en otros casos, porque no protejo a nadie”, estableció AMLO.

Recalcó que en el caso de uno de ellos, “hay elementos que participó en uno de los fraudes que nos hicieron”, y declaró que por ello le dieron impunidad, “porque los ayudó en con fraude”.

Finalizó diciendo que: “no voy a actuar de manera negativa, no es mi fuerte la venganza”.

 

POB/JMVA