OPINIÓN: La fragmentación de Internet

Andrew Sullivan señala la importancia de retomar los principios de arquitectura de Internet, incluyendo su funcionamiento en capas.

ISRAEL-columnas-headers-poblanerias

Hoy quiero retomar un artículo de BBC Future que se enfoca en lo que Sally Adee, su autora, denomina como “la desintegración de Internet”. El argumento central se afianza en los deseos de algunos Estados por implementar una suerte de “soberanía digital” y su relación con la integridad de Internet como red global.

Adee incorpora de buena forma numerosas referencias a hechos acontecidos en la última década en la arena de la gobernanza de Internet y en espacios de Naciones Unidas donde se ha abordado el tema. Tales referencias se acercan más a espacios como la Conferencia Mundial de Telecomunicaciones Internacionales (WCIT) de 2012 que a las reuniones del Foro para la Gobernanza de Internet (IGF). Se trata de un hecho que llama la atención, aunque responde a la distinta naturaleza de cada uno de estos espacios: en el IGF las discusiones no producen documentos vinculantes, lo cual no es un defecto.

Si bien la esencia no vinculante de los trabajos del IGF ha sido identificado por algunos actores como una barrera en contra de la participación de los gobiernos, la reunión de 2018 (hospedada por Francia) empezó a revertir la tendencia. Se trató de la primera edición del IGF que contó con la presencia del Secretario General de Naciones Unidas, quien estuvo acompañado por Emmanuel Macron, presidente de Francia. El llamado conjunto a promover una “Internet de confianza” tuvo buena cobertura y llamó la atención de los actores de la comunidad de Internet.

Para la edición de 2019, el gobierno de Alemania también ha dado fuertes muestras de involucramiento más allá de los temas logísticos. Por ejemplo, se espera la presencia de Angela Merkel, Canciller del gobierno y una de las figuras políticas con más fuerza de Europa. Esto, aunado al Llamado de París sobre la Confianza y la Seguridad en el Ciberespacio, publicado durante la reunión del IGF de 2018, son señales que refuerzan la idea de una Internet dividida en función de visiones políticas.

En este punto, vale la pena hacer eco de la postura de Andrew Sullivan, Presidente y Director Ejecutivo de Internet Society, con motivo de la publicación del Llamado de París. Sullivan señala que “no salvaremos a Internet arruinándola”, destacando que el paradigma de alcance global y gestión descentralizada de Internet no reside únicamente en una elección filosófica, sino que se debe a nociones de la arquitectura de la red.

Sullivan profundizó estas nociones en un discurso ofrecido durante la Asamblea General de APRICOT llevada a cabo en febrero de 2019. La pieza es imperdible, ya que señala con tino la importancia de retomar los principios de arquitectura de Internet, incluyendo su funcionamiento en capas. Se trata de un factor fundamental al momento de plantear soluciones regulatorias, de modo que la implementación de las mismas no aporte consecuencias no deseadas para el funcionamiento de la red.

Así, todo indica que las discusiones sobre “soberanía digital” no están cerca de acabar; por el contrario. Se trata de un debate necesario, el cual debe reconocer las inquietudes de los gobiernos, pero también de las otros actores del ecosistema. No se trata únicamente de respetar el modelo de múltiples partes interesadas, sino de preservar los fundamentos técnicos de Internet.

– – –

Las opiniones expresadas corresponden exclusivamente al autor y no necesariamente reflejan aquellas de las organizaciones señaladas en el artículo.

Pueden contactarme en: [email protected] y en Twitter, a través de:

Israel Rosas es analista de políticas de Internet que se desempeña en la intersección entre tecnología y comunicación, con experiencia en procesos regionales y globales. Es egresado de Ingeniería en Comunicaciones y Electrónica por el Instituto Politécnico Nacional.


POB/LFJ