Como una iniciativa paralela a la despenalización del aborto, Rocío García Olmedo, diputada del PRI, presentó el dictamen por el que solicita reformas al marco normativo para que las instituciones públicas de salud estatales procedan a la interrupción legal del embarazo en forma gratuita y en condiciones de calidad.

En sesión de este lunes, la legisladora explicó que esta iniciativa consiste en la reforma al artículo 70 Bis de la Ley de Salud del Estado.

Agregó que se practicará solo en caso de alguna de las cuatro causales actualmente permitidas en la ley: malformaciones del producto, violación, riesgo de la vida de la mujer y peligro de vida para el producto.

La iniciativa considera que las instituciones de salud del Gobierno del Estado atenderán las solicitudes de interrupción legal del embarazo a las mujeres solicitantes, aún cuando cuenten con algún otro servicio de salud público o privado, con estricto apego a la normatividad en materia de protección de datos personales.

“Cuando la mujer decida practicarse la interrupción legal de su embarazo, las instituciones de salud deberán efectuarla en un término no mayor a cinco días naturales, contados a partir de que sea presentada la solicitud y satisfechos los requisitos que establezca la Secretaria de Salud Pública del Estado”.

En la exposición de motivos, también la presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, mencionó que de las mujeres que han interrumpido de manera legal el embarazo en Ciudad de México, mil 241 provienen de Puebla.

 

 


POB/LFJ