Una de las prioridades en la Secretaría de Infraestructura, Movilidad y Transportes (SIMT), será señalar las irregularidades sin distinción, declaró Carlos Urbina Tanús, enlace del equipo de transición de Miguel Barbosa, gobernador electo.

En entrevista, informó que revisarán las concesiones de transporte público y contratos de obra, debido a que, consideran, existe un índice alto de corrupción en la dependencia.

“La instrucción del gobernador electo es que se vea todo bajo la óptica del derecho y se actuará sin revanchismos, pero aplicando la ley, pues la campaña ya terminó y ahora se gobierna para todos”, subrayó.

Sobre el aumento en la tarifa del transporte público, Carlos Urbina indicó que el próximo titular de SIMT será quien determine si va o no.

“Hay que escuchar las voces del gremio, empresarios, concesionarios, de los entes económicos; pues en mi opinión, es un tema urgente, pero que no podemos esperar ni que se suba o se baje sin un buen análisis del costo y que se preste un mejor servicio de calidad con unidades modernas”, indicó.

 

 

 


POB/LFJ