El divulgador científico español, Eduard Punset Casals, decía que “con cada estímulo que desencadena una emoción, se generan nuevas conexiones entre grupos de células en nuestro cerebro”. Y es cierto.

En el laboratorio de Neurociencia de la Universidad de Illinois (2019) han determinado que, un envejecimiento cerebral saludable, está vinculado a que se consuman nutrientes como aminoácidos esenciales, vitaminas y minerales, para propiciar una mejor función cognitiva en la vejez.

Algunos de los nutrientes que no deben faltar en la dieta como grandes aliados para el buen funcionamiento de tu cerebro son:

Agua.
El agua es un nutriente esencial para el cerebro. Alrededor del 75% del peso de dicho órgano es agua. Cuando este no obtiene la suficiente agua, puede ocurrir una leve discapacidad mental. Muchos adultos mayores no cumplen con las recomendaciones diarias en el consumo de agua. Es por ello que, tener siempre a la mano un vaso con agua, consumir té o infusiones, ayuda a alcanzar el consumo diario recomendado por los expertos.

Ácidos grasos Omega-3.
Muchos estudios apuntan a que existe una relación entre la salud cerebral y el consumo de Omega-3. El ácido docosahexaenoico (DHA) puede respaldar la función cognitiva en la edad adulta y reducir riesgos de enfermedades como el Alzheimer. Algunas fuentes ricas de Omega-3 incluyen pescados grasos como el salmón, sardinas, chía y linaza, así como los suplementos ricos en este nutriente.

Vitaminas, minerales y fitonutrientes.
El daño cerebral puede ocurrir por un proceso de envejecimiento prematuro. Es por ello que, el consumo de vitaminas y minerales antioxidantes, protegen a las células contra el estrés oxidativo y evitan el daño cerebral. El consumo de fitonutrientes inhibe la inflamación en el cuerpo y aumenta el rendimiento de la memoria espacial y la activación de las vías neuroprotectoras.

Para satisfacer las necesidades diarias de estos nutrientes, hay que consumir más verduras y frutas enteras, cítricos, la familia de las bayas (fresas, frambuesas, zarzamoras) y las verduras de hoja verde. El consumo de un suplemento multivitamínico puede complementar nuestro requerimiento diario.

¿Qué más se recomienda hacer para ayudar a mantener el cerebro sano? Descansar y dormir lo suficiente, no fumar, realizar ejercicio y evitar vivir bajo presión y estrés.

Este 22 de julio se celebra el Día Mundial del Cerebro, fecha establecida por la Federación Mundial de Neurología, a partir de 2014, para concientizar sobre la salud cerebral.
 

 


POB/LFJ