El próximo Ombudsman poblano debe tener «sensibilidad social» para borrar la represión morenovallista, opinó Carlos Figueroa Ibarra secretario de la Comisión Nacional de Derechos Humanos del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena.

En entrevista, declaró que no está interesado en postularse como presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, en sustitución de Adolfo López Badillo quien concluirá su pedido el próximo 29 de julio.

Expresó que su interés está en ser parte del equipo de asesores del gobernador electo, Miguel Barbosa Huerta a quien le manifestó su deseo de coadyuvar con la nueva administración.

Consideró que el presidente de la CEDH tiene que cubrir un perfil que incluye «conocer las entrañas de todos los proceso represivos que se dio en el periodo del morenovallismo», así como conocer el «Derecho al dedillo».

«Yo viví muy de cerca está represión que ejerció Rafael Moreno Valle en contra de varias personas y eso ya quedó atrás por lo que deben de limpiarse los procesos, pues este gobierno estatal que está por iniciarse aspira a tener una buena relación con las organizaciones, por lo que debe ser una persona con sensibilidad social».

 

 


POB/LFJ