Derivado de las lluvias recientes y debido a que los riesgos incrementan de forma exponencial, sobre todo, por las inundaciones, se debe reforzar la seguridad al volante.

De acuerdo con dato de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), en el 2018, 40% de los accidentes al volante provocados por desastres naturales fueron relacionados con las intensas precipitaciones.

Tips para evitar accidentes

• En primer lugar, se debe dar mantenimiento a las llantas, ya que, estas son el contacto principal entre el suelo y al automóvil.

• Posteriormente, cuando se está manejando bajo una tormenta, la velocidad debe disminuir, puesto que, la tracción del coche no tendrá el mismo efecto ante el pavimento mojado.

• Tomar una distancia razonable entre el conductor que esté en frente, puede hacer totalmente la diferencia. Tener un margen de espacio considerable permitirá contar con una mejor maniobra en caso de que el auto delantero sufra algún incidente.

• Si la lluvia es muy intensa, es mejor esperar estacionado hasta que disminuya.

 

 


POB/JMVA