El Chapo: cadena perpetua más 30 años de cárcel

Espera ahora su traslado a la prisión donde pasará el resto de su vida. Hoy es el último día que lo pueden ver familiares y allegados, en persona.

En febrero de 2019 fue declarado culpable de los 10 cargos que enfrentaba en una corte de Estados Unidos, hoy miércoles, ha recibido la sentencia: cadena perpetua más 30 años de prisión.

Antes de recibir la sentencia, Joaquín Guzmán Loera, habló ante la corte sobre su confinamiento, alegando tortura psicológica durante las 24 horas del día: «es lo más inhumano que he pasado en la vida», dijo.

El Chapo mantuvo una postura «impávida y sin alterarse», según la BBC. Durante el juicio siempre estuvo rasurado, sin el bigote que lo caracteriza, pero ahora sí lo tenía.

Espera ahora su traslado a la prisión donde pasará el resto de su vida. Hoy es el último día que lo pueden ver familiares y allegados, en persona.

Embed from Getty Images

Hubieron tres pruebas y testimonios para que el líder del cártel de Sinaloa fuera declarado culpable:

Las más de 200 llamadas que el FBI interceptó, desde 2011.

Los hermanos Cifuentes, Alex y Jorge. Narcotraficantes colombianos, con quienes tuvo alianzas para operar.

El Chupeta, es decir, Juan Carlos Ramírez Abadía, otro narcotraficante que testificó contra «El Chapo», reconociendo haber ordenado más de 150 homicidios. Chupeta fue proveedor de cocaína de Guzmán Loera entre 1990 y 2007.

Durante el juicio, hubieron 56 testigos, decenas de grabaciones e imágenes y de estos, varios testimonios y pruebas se corroboraban entre sí.

Embed from Getty Images

 

 


POB/JCSD