Estado mexicano lanza su propio sitio de filtraciones

La Función Pública, pretende replicar un sitio de filtración de información de interés público, sin que exista alguna regulación legal óptima.

La Secretaría de la Función Pública anunció que lanzará su plataforma de filtraciones, con el objetivo de “mejorar los protocolos de investigación gubernamental”, utilizando la tecnología de anonimato que han ocupado otras plataformas como WikiLeaks o MéxicoLeaks.

El estado mexicano, a través de la Función Pública, pretende replicar un sitio de filtración de información de interés público, sin que exista alguna regulación legal óptima.

Por ejemplo, se necesitaría primero un marco jurídico para que las personas, llamadas “alertadores” puedan enviar la información y que estén protegidos, garantizando su anonimato, ante represalias o procedimientos legales a partir de la revelación de la información.

Organizaciones civiles expertas en el tema señalan que, primero, es necesario crear una Ley Nacional de Alertadores que además de brindar la protección a los denunciantes, también potencie el acto de denunciar o alertar sobre algún caso y que, en todo momento, la persona que realice la filtración esté protegida.

Desde hace cuatro años, en México fue lanzada la plataforma MéxicoLeaks, una herramienta que permite enviar información de interés público a medios de comunicación y organizaciones civiles a través de tecnologías seguras que garantizan el anonimato de la fuente.

De esta manera, MéxicoLeaks analiza y verifica los documentos y, si son de interés público, los difundirá de forma que la información revelada tenga el máximo impacto.

Según señala la plataforma, en México la Constitución reconoce la libertad de expresión y los derechos a la información y al secreto periodístico. Por eso, aseguran garantizar la protección de la identidad de las fuentes, incluso si están dentro de un procedimiento legal.

 

 

 


POB/LFJ