Migrante poblano: ¿Qué hacer si ocurre una “redada”?

El gobierno de Puebla habilitó dos líneas de emergencia para dar asesoría por redadas antiinmigrantes en Estados Unidos.

La Secretaría General de Gobierno (SGG) emprendió una campaña de información con el objetivo de orientar a los paisanos poblanos en Estados Unidos sobre sus derechos y cómo actuar ante acciones antiinmigrantes ordenadas por las autoridades de aquel país.

A través de un comunicado, la SGG informó que, a la fecha, ninguna familia o ciudadano poblano se ha presentado en las dos oficinas del Gobierno del Estado de Puebla en EU, Mi Casa es Puebla, en Los Ángeles y Passaic, para solicitar asesoría; no obstante, el  Instituto Poblano de Asistencia al Migrante (IPAM) está preparado para prestar todo el apoyo que los poblanos puedan requerir.

El IPAM puso a disposición de las y los poblanos en Estados Unidos los siguientes números de emergencia: (929) 317 6727 del lado de la Costa Este y (424) 542 9328 del lado de la Costa Oeste.

Se solicita que los números sean utilizados responsablemente, únicamente en caso de detención o si se sospecha que su familiar fue detenido, esto con la finalidad de atender cada caso oportunamente y no saturar las líneas.

También se comparte la línea de emergencias del Centro de Información y Asistencia Mexicanos (CIAM), desde Estados Unidos: 520 623 7874 y desde México 001 520 623 7874.

Los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) no pueden ingresar a sus domicilios ni exigir que les sea abierta la puerta sin una orden firmada por un juez, la cual pueden entregar pasándola por debajo de la puerta.

Los paisanos tampoco están obligados a establecer comunicación directa o dar informes, en caso de que los uniformados busquen a otra persona.

Si algún poblano resulta arrestado, debe tener la seguridad de que tiene derecho a guardar silencio hasta que cuente con un representante legal que lo asista profesionalmente y en su idioma.

Los paisanos pueden recurrir inmediatamente al IPAM, en donde encontrarán asesoría legal para enfrentar su situación.

 

 


POB/LFJ