A partir de 2020, el Ayuntamiento de Barcelona pondrá en marcha un mecanismo para sancionar a los vehículos sin distintivo ambiental que circulen por la Zona de Bajas Emisiones del Ámbito Rondas de Barcelona.

Esta medida tiene como objetivo combatir los altos niveles de emisiones contaminantes en la atmósfera.

La Zona de Bajas Emisiones abarcará 95 kilómetros cuadrados, en ella se incluye todo Barcelona y gran parte de l’Hospitalet de Llobregat, Cornellà, Esplugues de Llobregat y Sant Adrià del Besòs. El Ayuntamiento calcula que, a partir de la entrada en vigor de las restricciones, dejarán de circular 50.000 coches, motos y furgonetas, el 7% del total de vehículos

La medida se aplicará los días laborables, de lunes a viernes, entre las 7:00 y las 20:00, no podrán circular por el espacio interior de los cinco municipios los automóviles sin distintivo ambiental; aunque el Ayuntamiento evalúa la posibilidad de reducir el horario a partir del mediodía del viernes para favorecer las salidas de la capital catalana, además de estar estudiando la excepción de algunos vehículos como ambulancias, grúas o los que transporten a personas con movilidad reducida, aunque estos supondrán menos del 10% del total.

Los que sí la tenga podrán aparcar dentro de la ciudad aunque en caso de episodio de contaminación se activará la tasa para el estacionamiento regulado de vehículos en la vía pública con un incremento de la tarifa para los no residentes.

Aquellos vehículos sin distintivo ambiental que circulen por la Zona de Bajas Emisiones del Ámbito Rondas de Barcelona serán sancionados con una multa de 100 euros.

 

POB/JMVA