OPINIÓN: De puro “PAN blandito”

Los panistas siguen deambulando en un limbo de indefiniciones y pocos liderazgos que puedan encaminar hacia una real y verdadera metamorfosis.

ruby-roriano-header

En el caos que reflejan los gobernantes de Morena en los principales municipios de Puebla conviene reiterar la ausencia de una real y digna oposición política que con seriedad y argumentos salga a evidenciar el sentir de una parte importante de la sociedad, que ya hasta en broma plantea que se aplique el “bajacaliforniazo” en Puebla capital pero a la inversa, es decir que se acorte el periodo de la edil Claudia Rivera Vivanco y de otros “angelitos” como Felipe Patjane en Tehuacán y Norma Layón en San Martín Texmelucan.

Los panistas siguen deambulando en un limbo de indefiniciones y pocos liderazgos que puedan encaminar hacia una real y verdadera metamorfosis, pues no sólo se trata de unidad, se trata de cambios y cortes tajantes que puedan permitir el reacomodo de nuevos grupos que hoy tienen mucho más que ofrecer que los llamados yunquistas, los huérfanos del morenovallismo o los oportunistas del galicismo.

Es verdad que el PAN en Puebla mantiene arraigo en una capital donde los ciudadanos identifican y por mucho a los rostros del panismo local. Sin embargo eso ya no alcanza señores.

Me cuentan que Lalo Rivera prepara un segundo video en la misma ruta del primero, donde el ex alcalde como ciudadano vuelve a tocar esos temas que más allá de militancias y partidismos, son los que están en el sensor de una sociedad.

El panismo poblano pierde tiempo, espacios y en una de esas, hasta los personajes que lo puedan regresar a la victoria de varias presidencias municipales.

El mercado electoral del blanquiazul no se ha fortalecido como se intenta aparentar.
Son muchas las pugnas, rencillas y vendettas que algunos esperan cobrar, como para pensar en una “unidad de terciopelo” que pueda abrirle la puerta a los más competitivos.

Y es que más allá de los protagonismos y desaciertos de la propia Genoveva Huerta, nos preguntamos dónde están el resto de los contrapesos en el Congreso del Estado, en el Congreso de la Unión y en el propio Ayuntamiento.

Hay panistas que empujan, cuestionan, discuten, debaten, pero ¿servirá de algo? cuando no encuentran los equilibrios en muchos de sus propios compañeros de bancada o curul quienes a la mejor provocación se “ablandan” con viajes, regalitos, pactos en los oscurito o de plano, advierten que su militancia está condicionada a las pluris o a las buenas negociaciones que logren amarrar.

El PAN también tiene que dar paso a una nueva “ciudadanización” que genere nuevas expectativas, refresque la ideología, momifique a la llamada “organización” y permita renovar a los “Grupos”.

Señores del PAN es de flojera verlos siempre que buscan candidaturas, con los mismos discursos del desgastado bien común, con los mismos voceros, con los mismos operadores y hasta con los mismos testaferros.

Dejen airear los ataúdes y permitan que quien tenga que llegar a romper tabúes lo haga sin golpes de pecho, ni mojigaterías que hoy están en desuso, sobre todo para un partido que sabe puede capitalizar la desastrosa curva de aprendizaje de los gobiernos morenistas, no sólo en Puebla, sino en el país.

El “Bien-estar” de Abdala

En Puebla la política social del Presidente AMLO deambula como un fantasma. Sin destinatarios y en un caos, Rodrigo Abdala tiene sus días contados como delegado Estatal de Programas de Desarrollo Integral del Gobierno de México.

Muchas son las voces que se están acercando a Palacio Nacional para corroborar la falta de organización en Puebla, donde el delegado simplemente brilla por su ausencia y por postergar todo aquello que implique esfuerzo, trabajo y cercanía con la gente.
Es cuánto.

@rubysoriano
[email protected]
Facebook: Mediatikos Consulting


POB/LFJ