OPINIÓN: Guillermo Pacheco Pulido, misión cumplida

Pacheco Pulido dio certezas y seguridad.

coloquio-de-los-perros-header

Cuenta regresiva de la gestión de Guillermo Pacheco Pulido. 10 días le restan a su gobierno para entregar la estafeta a quien lo relevara en la conducción del gobierno de Puebla: Luis Miguel Barbosa.

Serán 192 días; 6 meses, 11 días de conducción en el gobierno de Puebla.

Su trayectoria política y de servicio público lo hizo transitar por el Congreso local, fue diputado federal en dos legislaturas, presidente municipal de Puebla capital y Presidente del Tribunal Superior de Justicia del estado de Puebla. Cierra 53 años de experiencia con su gestión como gobernador interino.

Entrega el 1 de agosto un Estado en calma a Barbosa Huerta.
Puebla, un estado en crisis por la dinámica política a la que fue arrastrado por los intereses que se crearon en los últimos años, ofrecía inseguridad y ausencia de equilibrio, necesarios para la coexistencia entre los diferentes segmentos sociales.

El 2018 hizo crisis en la elección local. Robo de urnas, cifras maquilladas, compra de votos, funcionarios electorales parciales y una Puebla marcada por la tragedia de un helicóptero en picada.

Por mencionar lo menos.

Pacheco Pulido dio certezas y seguridad.

No solo generó confianza y tranquilidad que era lo que la sociedad reclamaba. Se dio a la tarea de generar y aplicar políticas de gobierno que obran en beneficio de ciudadanos, academia, inversionistas, políticos, empresarios.

Puebla Estado está en calma y a la espera que asuma el nuevo gobierno.

En 6 meses.

Enorme diferencia con los 8 meses de gestión municipal.

Para la historia.

Es cuanto.


POB/JMVA