Durante su visita por Puebla como parte del proceso interno de renovación de la dirigencia nacional del PRI, Ivonne Ortega Pacheco llamó a los militantes poblanos a elegirla como su mejor opción el 11 de agosto, a fin de que el tricolor se convierta en el contrapeso del gobierno en el poder.

En conferencia de prensa, exigió a las estructuras de Puebla “no meter las manos” y que sea una contienda limpia, transparente y equitativa.

“En Puebla hay un pequeño grupo que se ha reunido y negociado en lo oscurito, y por eso el partido no ha logrado recuperar espacios de elección popular en los procesos electorales, por lo que hoy convocó a toda la militancia a no elegir a quien los tienen secuestrados”.

De igual forma dijo que aquellos que decidieron apoyar a otros partidos tomaron la mejor decisión al irse, pero hay algunos que mantienen “acuerdos en lo oscurito” y que, a través de Alejandro Moreno, seguirán haciéndole daño al partido.

Acompañada de Víctor Manuel Giorgana y Pablo Fernández del Campo, ex diputados federal y estatal, respectivamente, denunció que ha sido víctima de violencia de género, al ser chantajeada por su estado civil de madre soltera.

Señaló a Rubén Moreira, esposo de Carolina Viggiano, quien va en fórmula con Alejandro Moreno Cárdenas, por la dirigencia del PRI.

Ortega Pacheco sostuvo que estas amenazas son para que desista de su búsqueda y que el próximo dirigente nacional del partido sea Moreno Cárdenas, quien de quedarse en el partido, mantendrá la corrupción y así nunca se recuperar Puebla para el PRI.

 

 


POB/LFJ