Miguel Barbosa Huerta, gobernador electo de Puebla, declaró que busca reunirse con el Secretario de la Defensa Nacional y con el Secretario de Marina, para concretar el establecimiento de cuarteles de seguridad en zonas estratégicas como Sierra Norte, Sierra Negra, la Mixteca y la capital poblana.

En entrevista, Barbosa dijo ya estableció contacto el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo y en breve lo hará con Luis Crescenciano Sandoval, titular de SEDENA y con José Rafael Ojeda Durán, Secretario de la Marina, a modo de iniciar operaciones conjuntas desde el primer día de su gestión.

“No solo quiero que esté la Guardia Nacional sino que la Defensa Nacional y la Marina también forme parte de la coordinación que habrá en los siguientes años para regresarle la seguridad a los poblanos”.

Como parte del compromiso en materia de seguridad, Barbosa Huerta, afirmó que devolverá a la corporación política del municipio de Puebla los 2 mil policías que el ex gobernador Rafael Moreno Valle le quitó al ayuntamiento en 2011.

Por lo que ahora, 2 mil uniformados estarán inscritos al ayuntamiento que encabeza la edil Claudia Rivera Vivanco.

“Yo estaré a cargo junto con las presidentas y presidentes presidentes municipales de la seguridad pública, no estaré echando la culpa a nadie, yo seré el responsable”, concluyó.

Además, aseguró que existe el compromiso por parte de Andrés Manuel López Obrador con los poblanos y todos los apoyos federales en Salud, Educación, Obra, Seguridad y Desarrollo Social, llegarán a Puebla.

 

 


POB/LFJ