La dirigencia estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) inició oficialmente el proceso de expulsión contra los militantes Leobardo Soto Martínez, Maritza Marin y Francisco Jiménez y Vanessa Barahona, por “traición” al partido y a sus estatutos.

Mario Conde Rodríguez, secretario jurídico del Comité Directivo Estatal (CDE), informó que están integrándose otros 32 expedientes de priistas que “traicionaron la lealtad” al PRI.

“Estamos recabando pruebas para presentarlas a los órganos internos en el caso de otros priistas”; dijo. Entre ellos no se descarta el que esté Javier López Zavala, quien participó se manera activa a favor de otro partido y candidato.

Mario Conde explicó que el Comité –por sí mismo– no puede iniciar los procesos de expulsión si no existe una denuncia de por medio; en este caso, las pruebas fueron aportadas por los militantes.

Lorenzo Rivera Sosa, presidente del Comité Directivo Estatal (CDE), hizo un llamado a los militantes del PRI a presentar sus denuncias y las pruebas correspondientes en contra de otros personajes que han sido señalados como operadores de otros institutos políticos, durante la elección extraordinaria que culminó con la votación del 2 de junio.

 

 

 


POB/LFJ