En Puebla se estima que, por cada 700 niños que nacen vivos, uno presenta labio y paladar hendido, indicó Adriana Montes Amaro, odontopediatra en la Asociación Civil AMS.

En entrevista, mencionó que la entidad se encuentra con las tasas más altas de población con este padecimiento.

La especialista informó que la causa puede ser multifactorial, durante la cuarta a octava semana de gestión.

“La fisura labio labiopalatina no tiene una causa específica, es multifactorial; puede ser genética o por diferentes factores que hayan afectado el embarazo de la mamá, entre la cuarta y la octava semana del mismo”.

Es por ello que médicos apoyan a las familias y a los pequeños desde los primeros días de nacidos, a fin de otorgar los tratamientos necesarios y brindarles una vida sin complicaciones.

“Van a tener bastantes complicaciones muchos de ellos, hay que trabajar con el otorrino, el fonoaudiólogo y no es un crecimiento normal, por que como los segmentos no vienen unidos, empiezan a crecer de manera dispareja y eso hace que no tengan una función adecuada”.

Este 23 de julio se conmemora el día nacional de labio y paladar hendido. 2019 es el tercer año de celebración y por primera vez se realiza en México.

 

 


POB/LFJ