La Procuraduría Fiscal dio un fallo histórico favorable al gobierno de Puebla con el que se evita que el SAT cobre al estado un importe de 2 mil millones de pesos por supuestas contribuciones omitidas y un crédito fiscal heredado por administraciones pasadas.

A través de un comunicado, la secretaría de Finanzas y Administración explicó que, el cobro de esa suma habría afectado la calificación crediticia del estado, provocando la insolvencia económica estatal en el corto plazo al ser embargadas las cuentas gubernamentales por el SAT.

Según la autoridad estatal, Esta resolución permite, además de eliminar la deuda, liberar una reserva de contingencia que en términos netos otorgará recursos frescos por 525 millones de pesos a beneficio de la administración entrante.

 

 


POB/LFJ