El diputado Gabriel Biestro Medinilla, presidente de la Junta de Gobierno y Coordinacion Política en el Congreso local, opinó que existen suficientes motivos para revocar la concesión de Agua de Puebla para Todos sin penalización.

En entrevista, aseguró que hay “cláusulas claras” para rescindir el contrato como la falta de cumplimiento “debe entenderse que el agua es un derecho humano y no un negocio”.

“El objetivo no es una cacería de brujas sino que los poblanos tengan un servicio eficiente con tarifas justas y que no sea presa de abusos; hay elementos suficientes para poder cancelar el contrato que fue el negocio más oscuro del morenovallismo”.

Opinó que Agua de Puebla incumple, pues existen varios casos de ciudadanos que se han amparado.

Dijo todos los órdenes de gobierno deben analizar el estado que guarda el servicio y distribución del agua, pues el objetivo es que la empresa Agua de Pueblos para Todos, no continúe a cargo del servicio.

 

 


POB/LFJ