En los primeros seis meses del año, 350 negocios del Centro Histórico de Puebla han cerrado debido a las bajas ventas, presencia de ambulantes e inseguridad, señaló el Consejo de Comerciantes del Centro Histórico y la Cámara Nacional de Comercio.

José Juan Ayala, presidente del Consejo de Comerciantes, mencionó que los negocios que cerraron son restaurantes, tiendas de ropa y zapatos.

En reunión con regidores del Ayuntamiento de Puebla, los comerciantes explicaron la situación que viven y consideraron que la alcaldesa Claudia Rivera no tiene un plan para resolver el problema.

Aunque reconoció que la venta ambulante ha disminuido, aún persiste en los fines de semana.

 

--
POB/LFJ