Este miércoles 7 de agosto, Zoé Robledo, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y Miguel Barbosa, gobernador de Puebla, anunciaron el proyecto de infraestructura que sustituirá al Hospital San Alejandro, dañado en el sismo del 19 de septiembre.

En conferencia de prensa, explicaron que el proyecto consiste en la construcción de dos hospitales regionales uno en Amozoc y otro en Cholula, en el terreno del hospital CIMA; ambos, con capacidad para 260 camas.

Zoé Robledo indicó que se determinó demoler el antiguo Hospital de San Alejandro y en su lugar, se construirá un nuevo edificio que albergará 190 camas que atenderá a derechohabientes de la zona metropolitana.

Además, se prevé la ampliación del IMSS de La Margarita, de 178 camas a 278 camas y una remodelación completa en el segundo piso para quitar el área administrativa para crear servicios de hospitalización.

Se considera, de manera temporal, habilitar un pabellón para 50 camas en el área de estacionamiento.

El director del IMSS anunció la construcción en La Margarita de una torre de especialidad gineco-obstetricia, con capacidad para 100 camas.

Zoé Robledo informó que el IMSS realiza una investigación sobre la adquisición del hospital CIMA, bajo la gestión de Enrique Doger, debido a que, desde 1998 permanecía en abandono y su estructura no cumplía con los requisitos que se precisaban.

“Resulta extraño que el IMSS haya comprado un terreno con un hospital abandonado; pero, a la par, decidimos que era mejor eso, que detener la construcción y empezar a buscar un nuevo terreno”.

Con este proyecto de sustitución, el IMSS prevé alcanzar en 2022, un índice de camas de 1.1 por cada mil derechohabientes.

 

 


POB/LFJ