La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) se pronunció a favor del derecho de las víctimas de violación a la interrupción legal del embarazo.

En sesión ordinaria, con ocho votos a favor, los ministros declararon constitucional la NOM 046, la cual establece que las víctimas de agresión sexual pueden tener acceso al aborto.

Entre las modificaciones más importantes están:

* Para acceder a la interrupción voluntaria del embarazo, solo será necesaria la previa solicitud por escrito bajo la protesta de decir verdad de la persona afectada, de que dicho embarazo es producto de una violación.

* En el caso de niñas menores de 12 años, la solicitud se realizará por conducto de la madre, padre o tutor.

* El personal de salud que participe en el procedimiento de interrupción voluntaria del embarazo no estará obligado a verificar el dicho de la solicitante.

* Se elimina el requisito de la autorización previa de la autoridad competente.

Durante la sesión, Arturo Zaldívar, ministro presidente de la Corte, consideró que el Máximo Tribunal de justicia “debe defender el derecho de la mujer a decidir, sobre todo ante las autoridades que utilizan cualquier herramienta legal para intentar impedir el acceso a este derecho, principalmente, a las niñas”.

 

 


POB/LFJ