Los modelos Jetta y Tiguan, ensamblados en la planta de Volkswagen en Puebla, son los más vendidos de la marca en Estados Unidos.

En un comunicado, la compañía alemana informó que sus ventas en Estados Unidos crecieron 2.2% en el mes de julio, al comercializarse 31,188 vehículos.

En el acumulado de los meses de enero a julio la firma alemana vendió 215,796 vehículos en la Unión Americana, cifra que representó un repunte de 6.1 por ciento en comparación con el registro para el mismo lapso del año pasado (203,418).

De este total, el 51 por ciento correspondió a modelos tipo SUV, como Tiguan que es producido en la planta de Puebla, registrando además el quinto mes consecutivo con una cuota superior a la mitad del total de las ventas de la marca en el mercado estadounidense.

Volkswagen Tiguan reportó ventas de 8,968 unidades en julio y de 65,972 vehículos en el acumulado de los meses de enero a julio.

Por cuota de mercado, el segundo modelo con mayor comercialización en el séptimo mes del año correspondió a Volkswagen Jetta, también producido en la planta de Puebla. Este sedán reportó un total de 8,086 unidades, cifra que representó un incremento de 17 por ciento frente el mismo mes de 2018; mientras que durante los primeros siete meses del año se entregaron 57,059 unidades de dicho modelo; es decir, 43 por ciento más que en mismo periodo, pero de 2018 (39,892).

 

 


POB/LFJ