OPINIÓN: Periodistas que también violan

Medios y periodistas a veces les ciega la soberbia y el autoritarismo y creen que tienen derecho a vulnerar derechos, cuando el periodismo DEBE servir para proteger y cuidar los derechos de periodistas.

andres-solis-columnas-headers-poblanerias
“Es común que las y los periodistas se asuman como un gremio defensor de las garantías individuales, que parte del trabajo periodístico está en denunciar los abusos de la autoridad en contra de las personas.
Decimos que la prensa debe seguir siendo ese “perro guardián” (the watchdog dicen en Estados Unidos) que debe vigilar el actuar de los gobiernos abusivos, de las fuerzas armadas y policiales que se exceden en el uso de la fuerza y ahora además, le agregamos una supuesta perspectiva de derechos humanos en la cobertura de temas de violencia o relacionadas al crimen organizado”.

Estos dos párrafos fueron parte de este espacio de Entre Periodistas, publicado el 12 de diciembre de 2018.

Sin embargo, una vez más los medios se quedaron muy lejos de esos ideales con la cobertura hecha sobre el caso de una mujer que fue víctima de violación por parte de elementos de la policía de la CDMX, sobre las protestas que siguieron y sobre las lamentables declaraciones de Claudia Sheinbaum Pardo, jefa de Gobierno de la capital del país.

En su perfil de la plataforma social Facebook, Luis Roberto Castrillón, reportero experto en verificación de datos, escribió:

“Los medios periodísticos que publicaron las filtraciones de la PGJ de la CdMx sobre el caso de la menor que denunció ser violada por cuatro policías también ejercieron violencia en contra de ella. Incurrieron en esa violencia al publicar datos protegidos por ley, contenidos tanto en la Ley General de Víctimas y la Ley de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales.
Pusieron en riesgo la investigación luego de provocar que, ante la filtración, la familia de la menor desistiera de continuar con su necesaria participación en la integración de la carpeta de investigación respectiva”.

A esto hay que agregar también que esta cobertura contribuyó a re victimizar a la víctima y a vulnerar sus derechos fundamentales.

La cobertura que ha dado la prensa al grupo de mujeres que protestaron ante la sede de la Procuraduría capitalina las ha criminalizado y en algunos casos le han dado más voz a la jefa de Gobierno o al, jefe de la policía, Jesús Orta, quienes las han calificado de “provocadoras”.

Y es que a medios y periodistas a veces les ciega la soberbia y el autoritarismo y creen que tienen derecho a vulnerar derechos, cuando el periodismo DEBE servir para proteger y cuidar los derechos de periodistas.

Olvidan que el derecho a la libertad de expresión NO es una Patente de Corzo para lastimar, acusar en falso, ofender, discriminar, mentir ni vulnerar derechos de las personas.

En este mismo espacio de Entre Periodistas escribí el 13 de marzo de este mismo año:

“Es urgente que medios y periodistas tengamos mayor capacitación para comprender qué es la perspectiva de género y poder hacer un periodismo sin roles ni estigmas sociales, un periodismo con lenguaje incluyente, un periodismo que destaque la visión femenina del mundo y hacer mucho más para reducir las brechas de desigualdad entre hombres y mujeres”.

Pueden contactarme en Twitter, a través de:

Andrés Solís A. es periodista, autor del “Manual de Autoprotección para Periodistas” y de la “Guía de Buenas Prácticas para la Cobertura Informativa sobre Violencia”.


POB/JMVA