La contaminación del aire se ha vuelto un problema creciente impulsado por el crecimiento de las ciudades, la demanda de servicios deriva en factores que influyen de forma directa en este problema.

De acuerdo con National Geographic, las principales fuentes de contaminación atmosférica son: el hogar, la industria, el transporte, la agricultura, los residuos y otras fuentes naturales como erupciones volcánicas o tormentas de polvo.

Además, la revista cita que nueve de cada diez personas están expuestas a niveles de contaminación que superan los niveles de seguridad señalados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Estos niveles, recomendados en las Directrices de la OMS sobre la Calidad del Aire, de 2005; son:

  • Partículas finas (PM2.5): 10 μg/m3 de media anual y 25 μg/m3 de media en 24h
  • Partículas gruesas (PM10): 20 μg/m3 de media anual y 50 μg/m3 de media en 24h
  • Ozono 3 (O3): 100 μg/m3 de media en 8h
  • Dióxido de nitrógeno (NO2): 40 μg/m3 de media anual y200 μg/m3 de media en 1h
  • Dióxido de azufre (SO2): 20 μg/m3 media en 24h y 500 μg/m3 de media en 10 min

Datos de la OMS refieren que en 2016, el 91% de la población vivía en lugares donde no se respetaban las Directrices de la OMS sobre la calidad del aire, además estimaciones de ese mismo año, refieren que la contaminación atmosférica en las ciudades y zonas rurales de todo el mundo provoca cada año 4,2 millones de defunciones prematuras.

Por ello para hacer frente a la contaminación atmosférica, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) plantea las siguientes recomendaciones:

  • Usa transporte público o comparte coche, muévete en bicicleta o simplemente camina.
  • Cámbiate a un vehículo híbrido o eléctrico y cuando tomes un taxi, intenta que sea eléctrico.
  • Apaga el motor del coche cuando estés parado.
  • Reduce tu consumo de carne y productos lácteos; ayudarás a reducir las emisiones de metano que emite el ganado.
  • Composta alimentos orgánicos y recicla la basura no orgánica.
  • Cámbiate a sistemas y equipos de calefacción de alta eficiencia para el hogar.
  • Ahorra energía; apaga las luces y los aparatos electrónicos cuando no los estés utilizando.
  • Nunca quemes basura; contribuirías a aumentar la contaminación del aire.
  • Elige pintura no tóxica.
  • Disminuye el uso de plásticos para cuidar los océano

 

POB/JMVA