Puebla está entre los primeros 10 estados del país con más decesos por suicidio, señaló José Antonio Aguilar Domínguez, director del Centro Estatal de Salud Mental.

En entrevista, el médico indicó que, en lo que va del 2019, se han registrado 47 muertes por suicidio. Durante 2018, Puebla registró 189 casos.

Explicó que multifactores como los biológicos, psicológicos, genéticos, sociológicos y ambientales, pueden llevar a que una persona decida quitarse la vida. Los factores genéticos incluyen hasta cinco veces más en la decisión.

En caso de requerirlo, la Secretaría de Salud pone a disposición la línea de atención psicológica, a través del teléfono: 01 800 4205782. (Agregar 01).

El titular del Centro Estatal de Salud Mental informó que la tasa de suicidios aumentó 60 por ciento, a nivel mundial, en los últimos 45 años.

Este fenómeno es una de las tres primeras causas de muerte en personas entre 15 y 44 años y la segunda entre 10 y 24 años.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada 40 segundos una persona se suicida.

Alrededor del 20% de todos los suicidios se cometen por autointoxicación con plaguicidas, y la mayoría de ellos tiene lugar en zonas rurales agrícolas de países de ingresos bajos y medianos. Otros métodos comunes de suicidio son el ahorcamiento y las armas de fuego.

Prevención y control

Los suicidios son prevenibles. Existen algunas medidas que se pueden adoptar entre la población, los grupos de población y las personas para prevenir el suicidio y los intentos de cometerlo. Esas medidas incluyen:

  • Restricción del acceso a los medios de suicidio (por ejemplo, plaguicidas, armas de fuego y ciertos medicamentos);
  • Información responsable por parte de los medios de comunicación;
  • Las intervenciones escolares;
  • Introducción de políticas orientadas a reducir el consumo nocivo de alcohol;
  • Identificación temprana, tratamiento y atención de personas con problemas de salud mental y abuso de sustancias, dolores crónicos y trastorno emocional agudo;
  • Capacitación de personal sanitario no especializado, en la evaluación y gestión de conductas suicidas;
  • Seguimiento de la atención dispensada a personas que intentaron suicidarse y prestación de apoyo comunitario.

 

 

 


POB/LFJ