Pese a los señalamientos de presunto sobrecosto y deficiencias de la confección de los uniformes escolares, que emitió la Secretaría de Educación Pública del estado en contra de empresarios de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive) en Puebla, el organismo no ha sido notificado de las irregularidades.

Federico Carmona Ocaña, presidente de Canaive en Puebla aseguró que las elaboraciones de las prendas son de calidad, por lo que manifestó la disposición de ser investigados.

“Seguimos trabajando y seguimos entregando los uniformes. La cámara –acuérdense– es un conducto, es un grupo de empresarios que son los responsables de la tarea y todo está sobre control”.

Refirió que en el ciclo escolar 2019-2020 es el cuarto año consecutivo en que ganaron la licitación para confeccionar los uniformes escolares en Puebla.

Hace unas semanas, Melitón Lozano Pérez, secretario de Educación Pública, aseguró que los uniformes entregados a alumnos de niveles básicos en el estado de Puebla fueron fabricados con mala calidad y el gobierno de Guillermo Pacheco Pulido los adquirió un sobrecosto de 30 millones de pesos.

El titular de la SEP aseguró que la camisa no cumple los estándares básicos; el pantalón, falda y suéter, cumplen con lo básico de calidad, pero presentan inconsistencias. Los zapatos cumplen estándares mínimos pero con fallas de fabricación.

 

 


POB/LFJ