Los estragos que están causando los vendedores ambulantes, en el Centro Histórico de Puebla, puede impactar entre el ocho y 10 por ciento del total de comercios establecidos consideró José Juan Ayala Vázquez, presidente del Consejo de Comerciantes Establecidos.

Durante los primeros nueve meses de 2019, alrededor de 350 establecimientos emplearon estrategias, para continuar subsistiendo, tales como: los cambios de giro, compactación o comerciar nuevos productos o servicios a los clientes.

En entrevista con Poblanerías, explicó que, de este universo, 100 no tuvieron otra alternativa que, declararse en quiebra y cerrar los establecimientos; lo cual impacta económicamente a alrededor de 400 familias que dependían directamente de la unidad comercial.

“Nosotros creemos que cuatro familias dependen económicamente de cada unidad de negocios que hay en el Centro Histórico; son 400 familias que lamentablemente ya no tienen su ingreso digno, vía su trabajo o vía su negocio por que ya quebraron”, declaró.

La cifra puede ser aún mayor, pues la proyección podría representar entre 800 y 1000 comercios establecidos con este riesgo, estimó José Juan Ayala, quien señaló que la competencia desleal, giro contra giro, podría ser catastrófica.

Actualmente, el Consejo de Comerciantes Establecidos del primer cuadro de la ciudad conforman 10 mil unidades de venta, de las cuales 98 por ciento son comercios pequeños o microempresarios. Esta condición aumenta la probabilidad de tener un impacto económico, ante una contingencia de esta naturaleza.

La competencia desleal, el giro contra giro, se vuelve exponencial y podríamos tener hasta 10% de cierres o afectaciones dentro del Centro Histórico. 98% de los negocios son pequeños, lo que los hace más débiles frente a una contingencia económica.

350 negocios han tenido consecuencias por la inseguridad y presencia de ambulantes en el Centro. Foto: Agencia Enfoque

Omisiones ante los informales

La tolerancia del comercio informal en el Centro Histórico de Puebla representa entre mil 200 y mil 500 vendedores, lo que impacta en ámbitos social, económico y político.

De acuerdo con José Juan Ayala Vázquez, la permisión de la autoridad municipal con los ambulantes ha generado la venta de todo tipo de artículos fuera de la ley “se vende piratería, contrabando de todo”.

La autoridad municipal, presidida por Claudia Rivera Vivanco y por René Sánchez Galindo, en la secretaría de Gobernación, han pasado por alto estas irregularidades, al permanecer en omisión e inactivos.

No obstante, la realidad es otra y podrían pasar meses, incluso años y eso es lo que no queremos que siga pasando el tiempo sin que ellos actúen como autoridad”.

Sencillamente la autoridad no asume su rol y este vacío nos está haciendo un hueco económico, que ya no se arregla con nada, pero si la autoridad tomara acciones tendríamos otro tipo de resultados.

Para Poblanerías en línea, el presidente del Consejo de Comerciantes Establecidos del Centro Histórico, mencionó que la solución que han propuesto a las autoridades es la creación de mercados rodantes.

Dijo que las ciudad de Puebla cuenta con mil 500 colonias aproximadamente, donde estas células de comercio informal podrían convertirse en formales, bajo el régimen de personas físicas que rindan tanto impuestos y generen ingresos.

“Nosotros proponemos los mercados rodantes en colonias, al mismo tiempo impulsar los mercados internos de Puebla, como el de las hortalizas, contrarrestando la venta de piratería y contrabando”.

La presencia de ambulantes no ha sido controlada por el Ayuntamiento capitalino. Foto: Agencia Enfoque

La inseguridad, también se suma

A la dinámica que a diario se vive en el Centro Histórico de la ciudad, como problemas de movilidad para peatones, ciclistas, autos particulares y transporte público, se suman los delitos contra los consumidores, turistas y pasajeros.

Datos de este organismo empresarial, refieren que a la semana registran entre ocho y 12 eventos delictivos. Los más recurrentes son: robos a transeúnte, a comercio y a bordo del transporte público.

“Tenemos registros de que suceden entre ocho y 12 eventos negativos, que siguen siendo tolerables, pero no podemos aceptarlo”.

Aunque estos delitos han sido reportados a María de Lourdes Rosales Martínez, titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), ella los ha reconocido; sin embargo, desde su perspectiva, los ha minimizado.

“Ella reconoció, en la última reunión que se tuvo el 5 de marzo de 2019, que el mayor índice de robos en la capital, era el comercio; reconociendo eso, su mejor estrategia era que nosotros pagáramos nuestro botón de alertamiento temprano, para estar monitoreando y si algo sucedía apretar el botón, nosotros creemos que esa no es la solución”.

José Juan Ayala Vázquez señaló que la solución planteada, en tema de seguridad, habla del desinterés por dar una respuesta a las peticiones.

A ello se suma la inacción de la Secretaría de Gobernación Municipal, donde René Sánchez Galindo tampoco cuenta con una estrategia real, que brinde una solución a los vendedores informales.

“La solución no es con operativos, la solución es dar un espacio digno fuera del primer cuadro de la ciudad dentro de la legalidad”.

No escuchan las necesidades del Centro Histórico. Solamente dan soluciones sobrediagnósticadas, pero sin ningún proyecto de gobierno, ni ninguna acción que lleve a una solución del problema.

 

 

 


POB/LFJ