La actualidad del contenido de entretenimiento, así como otro tipo de contenidos de interés diverso está metida de lleno en la creación y reproducción de videos. Ya se sabe que el consumo de imágenes y textos está siendo devorado por los videos de una forma veloz y que continuará así hasta que la mayor parte de asuntos que se traten en Internet esté presentada en este formato.

El usuario es cada vez más exigente, aprende rápido, adquiere experiencia y desea una mejora constante que sacie sus necesidades de contenidos atractivos, interesantes, ágiles y dinámicos. El formato audiovisual es el que mejor responde a eso y cuenta con distintas fórmulas para llegar a este mismo fin.

Emitir en vivo es una de las formas que más éxito cosecha gracias a las opciones que ofrecen para ello algunas redes sociales. Este formato se potencia gracias a la presencia de Influencers que atraen a grandes masas de público capaces de estar atentos a cada uno de sus movimientos.

Imagen: Pixabay (cc)

Los videos en 360º son de los más admirados y están viviendo un auge importante gracias a la democratización de las cámaras capaces de grabarlos. Desde conciertos hasta paisajes, actividades de aventuras o charlas universitarias, el campo temático capaz de abarcar este tipo de videos es tan amplio como tipos de público existen.

Los denominados videos de motion graphics o animaciones son también un recurso mágico para las redes sociales, el marketing y el aumento de seguidores. La estética cuidada, la originalidad, la sorpresa y la innovación son algunos de los elementos clave que se buscan en este tipo de formato.

En todos los casos, pensar en la apariencia del resultado final resulta ya imprescindible para diferenciarse de los competidores. La posibilidad de que cualquier persona sea capaz de crear y subir videos de una calidad aceptable hace que la competencia sea mucho más dura y marcar la diferencia se convierta en una tarea compleja.

En este sentido es donde entran en juego las herramientas que nos permitan mejorar la grabación, editar el resultado, favorecer los planos, introducir recursos profesionales y, en definitiva, dar un aspecto mucho más cuidado al contenido que vamos a ofrecer a nuestro público.

Aplicaciones que nos ayudan desde el móvil

Existe una larga serie de aplicaciones para edición de videos que permiten al usuario dar ese toque de profesionalidad a sus grabaciones antes de subirlas a la Red. Para el uso de estas herramientas no es necesaria una formación específica ya que se trata de aplicaciones de uso común con un diseño sencillo y muy intuitivo que permiten tener en la mano todo lo necesario para favorecer el resultado de una grabación.

iMovie es un buen ejemplo de lo mencionado ya que se trata de una aplicación de una calidad espectacular y que está disponible a través del teléfono móvil. Con ella se puede grabar pero también es posible editar todo tipo de detalles de la grabación resultante e, incluso, se pueden crear tráilers de notable calidad. La potencia de esta aplicación es tal que ya ha sido usada en multitud de ocasiones para rodar cortometrajes y películas que han sido aplaudidas en diversos contextos.

Los que apuestan más por los videos de acción, aventura y deporte que se suelen grabar con cámaras GoPro están de suerte porque existe una aplicación específica para la edición de sus grabaciones. Quik es una aplicación específica para los videos de las cámaras deportivas y ofrece excelentes resultados con un manejo sencillo.

El rey de las redes sociales es, sin duda alguna, Instagram. En esta red los videos están cobrando cada vez un protagonismo mayor y los usuarios se deben poner al día para destacar. Una aplicación específicamente diseñada para editar y mejorar los vídeos con salida para Instagram como es InShot puede marcar la diferencia.

Algunos consejos

Los que desean emitir videos y tener éxito con ello para ganar seguidores, para vender una marca o simplemente por puro placer, harán bien en seguir una serie de consejos sencillos para marcar el camino a seguir de una forma clara.

Definir el tipo de audiencia al que nos dirigimos es esencial para crear el contenido adecuado y editarlo de la forma más oportuna.

Imagen: Pixabay (cc)

Por otro lado, es importante cuidar la historia, el argumento y la forma de narrarlo. De esta forma podremos mantener enganchado al espectador.

Tomar en serio el trabajo de rodaje y cuidar cada detalle en favor de una estética atractiva será también un elemento que los usuarios valoren en el resultado final.

Al final, una cosa está clara, las herramientas para la creación de historias, la grabación de videos y la edición de los mismos con un resultado profesional está cada vez más al alcance de todos. Está en nuestra mano aprovechar esos recursos para conseguir buenos resultados que jueguen a nuestro favor.

 

 

 


POB/LFJ