En sesión extraordinaria de Cabildo, regidores aprobaron modificaciones al Código Reglamentario Municipal (Coremun) para prohibir la venta de teléfonos celulares y dispositivos electrónicos en la vía pública.

El objetivo de esta reforma es inhibir la compra de teléfonos móviles robados, especialmente en puestos ambulantes del Centro Histórico.

La regidora Silvia Tanús, presidente de laComisión de Reglamentación Municipal, señaló que las personas que sean sorprendidas vendiendo teléfonos celulares, tabletas o computadoras en la vía pública, serán remitidas al juzgado calificador y, de comprobarse que el artículo es robado, se presentará la denuncia ante la Fiscalía General del Estado.

La medida entrará en vigor a partir del día hábil siguiente de su publicación en el Periódico Oficial del Estado.

 

 


POB/LFJ