La Selección Mexicana venció la noche de este martes por 3 goles a 1 a su similar de Panamá en el segundo partido de la Liga de Naciones de la CONCACAF, con goles de Roberto Alvarado, José Juan Macías y Rodolfo Pizarro.

La asistencia este martes en el Coloso de Santa Úrsula fue muy baja, apenas 25,000 aficionados se dieron cita para presenciar la victoria de la Selección Nacional en su último partido del año en la capital.

El ojo del huracán se plantaba en este encuentro, ante las nuevas normativas de FIFA en caso de escucharse gritos racistas, homofóbicos o discriminatorios en los estadios de futbol.

Este lunes, en Bulgaria se escucharon gritos racistas en contra de futbolistas como Raheem Sterling, Tyrone Mings o Marcus Rashford representativos de Inglaterra y el árbitro central detuvo en dos ocasiones el encuentro para retirar a los agresores.

La Federación Mexicana de futbol reportó a través de un comunicado que 30 aficionados fueron retirados del Estadio, aunque los gritos no fueron suficientemente fuertes o constantes como para detener el encuentro.

El próximo examen que deberá aprobar la afición mexicana en un partido de Selección será el 19 de noviembre en Toluca cuando se cierre la participación en la fase de grupos de la Liga de Naciones enfrentando a Bermudas en el Estadio Nemesio Díez.

 

 

__

POB/RPC