El dengue es una enfermedad tropical que se contrae por la picadura del mosquito y causa diferentes síntomas y en caso de no ser tratado a tiempo puede generar mayores complicaciones.

El dengue es únicamente propagado por el mosquito Aedes aegypi, se puede distinguir por sus distintivas marcas blancas. Es originario de África, aunque también se le puede encontrar en climas tropicales y subtropicales como México. La hembra es la única que «pica», pues ella se alimenta de sangre y su periodo de vida es de 1 a 2 meses.

El mismo mosquito es portador de otras enfermedades, como la fiebre amarilla, el chinkunguya, el Zika y el virus Mayaro. Para evitar su reproducción, se deben evitar la creación de cuerpos de agua en lavaderos, cubetas o llantas.

Una vez que se es mordido por el mosquito, entre los síntomas del dengue se encuentran: fiebre alta, dolor de articulaciones, músculos y huesos, dolor de cabeza, sangrado leve en la nariz y encías además de fácil formación de moretones.

Los síntomas se presentan aproximadamente 4 a 10 días posterior a la picadura del mosquito y duran entre 2 días y una semana, y la recomendación es asistir al médico apenas identificar algún síntoma. Las recomendaciones en cuanto se identifica el dengue son: visitar al médico, guardar reposo, tomar líquidos en abundancia y usar insecticidas para evitar la propagación de mosquitos.

En caso de no atender los síntomas, el dengue puede complicarse y generar problemas gastrointestinales, convulsiones y hasta la muerte.

En Puebla, de acuerdo a cifras de la Secretaría de Salud del Estado, en 2019 se han registrado 1093 casos de dengue en el año, con 3 decesos en la entidad

 

 

__

POB/RPC