México representa un Estado de Derecho ausente, después de claudicar en la captura y después liberación de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín Guzmán Loera “El Chapo”.

Herminio Sánchez de la Barquera, investigador en Ciencias Sociales, de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) destacó que, con los hechos registrados en Culiacán, Sinaloa consignó que el gobierno a cargo de Andrés Manuel López Obrador no actuó por falta de armamento, sino por una falta de estrategia.

Dónde está la voluntad para usar la fuerza pública es decir no basta con que el estado teóricamente tenga el monopolio del uso de la fuerza, tiene que combatir a los grupos que le regatean ese monopolio y además tiene que hacerlo con plena convicción y plena voluntad una fuerza que no se usa es como si no existiera”.

Destacó que la estrategia de seguridad que se aplica en el país, con el lema “abrazos, no balazos” no funciona.

 

__

POB/RPC