Diputados en el Congreso local exigieron a Miguel Barbosa, gobernador de Puebla, se retracte y pida una disculpa por los comentarios que realizó en alusión a la muerte de Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle.

En su declaración, el gobernador aseguró que “Dios los castigó” por haberle robado la elección en 2018.

Al respecto, la diputada local, Mónica Rodríguez, del grupo parlamentario del PAN, consideró que el comentario fue “doloroso, indolente y soberbio” y opinó que el gobernador no debería referirse en tono de burla al accidente aéreo ocurrido el pasado 24 de diciembre.

Además, señaló que en otros Congresos locales, las bancadas panistas solicitarán por escrito que Barbosa retire sus declaraciones.

Por su parte, Rocío García Olmedo, solo recomendó al gobernador que “deje descansar a los muertos”.

Morenistas reaccionan

Ricardo Monreal, coordinador de Morena en el Senado de la República, pidió a Barbosa que “no meta al Creador en sus declaraciones”. Aunque dijo respetar la postura de Barbosa, consideró que “no es correcto remover cenizas para crear mayor polarización”.

La diputada local, Tonantzin Fernández, opinó que el gobernador “nunca se refirió a ninguna persona en específico”; mientras que Estefanía Rodríguez aseguró que el tema se debe “tomar con la mayor discreción y cada quien tendrá que hacerse responsable de lo que emite”.

Mientras que Mónica Lara, quien pertenece al grupo liderado por Morena, declaró que en este momento “se necesita estabilidad y paz”, porque “la gente está harta de los dimes y diretes”.

 

 


POB/LFJ