Después que la Secretaría de Seguridad Pública del Estado asumió el mando policial en el municipio Venustiano Carranza, el gobernador, Miguel Barbosa Huerta anunció que iniciarán las investigaciones a mandos y policías de esta corporación, por su presunta relación con bandas criminales.

Informó que detectaron que, por lo menos 48 elementos no contaban con los permisos de portación de armas que otorga la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) ni la Licencia Oficial Colectiva (LOC).

En tanto, el mandatario informó que desplegaron 110 elementos de la Policía Estatal, de la Guardia Nacional y de la Policía Militar.

“Tenemos la seguridad pública 110; 40 Guardia nacional 30 Soldados del ejército y lo demás policía estatales”.

En entrevista, después de acudir al informe de la presidenta municipal de Cuautlancingo, el gobernador evitó señalar cuántos y en cuáles otros municipios asumirán la seguridad en el estado.