La Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen que agrava las actividades relacionadas con el robo de hidrocarburos, por lo que, no vender litros completos o gasolina adulterada ameritará prisión preventiva oficiosa.

Con las modificaciones, se añadió un párrafo al artículo 5 de la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Cometidos en Materia de Hidrocarburos y su artículo 16 señala que:

“Se sancionará bajo este nuevo régimen a quien entregue o suministre gasolinas o diésel con conocimiento de que está entregando una cantidad inferior desde 1.5% a la cantidad que aparezca registrada por los instrumentos de medición que se emplean para su enajenación o suministro”.

Por tanto, si algún consumidor carga 20 litros de combustible y recibe menos de 19.700 litros, la gasolinera podrá ser multada y el dueño puede ser condenado a prisión preventiva.

Esta ley también contempla prisión preventiva a aquellos que suministren 3% menos de lo vendido en cuanto a Gas LP y Gas Natural se refiere.

También serán delitos graves el alterar los sistemas de medición para despachar combustibles ya sea agregando o quitando sustancias en las gasolinas. Se considerará prisión preventiva a quien altere ductos, equipos o instalaciones.

De acuerdo con la PROFECO, en la última semana de septiembre se atendieron 157 denuncias de venta de litros incompletos, confirmando 112 de aquellas a lo largo de todo el país. Cabe recalcar que se pueden denunciar anónimamente a través de la aplicación Litro x Litro de la PROFECO.

Este dictamen deberá ser aprobado por la cámara baja en los próximos días, donde se podrán realizar modificaciones y, en caso de ser aprobada, se enviará a la Cámara de Senadores, para su aprobación y publicación en el Periódico Oficial de la Federación.

 

 


POB/RPC