Agentes de la policía Turística, Policía Estatal y Guardia Nacional resguardarán la seguridad durante Todos Santos en Puebla en el operativo Caminante.

A partir del 25 de octubre hasta el 3 de noviembre estarán desplegados en el Corredor de Ofrendas y zonas de mayor afluencia, para inhibir actos delictivos.

Los policías harán recorridos a pie, brindarán apoyo en vigilancia e informarán sobre los sitios culturales y los habilitados para esta temporada de Muertos.

Entre los sitios que confirmarán el Corredor de Ofrendas están: la Biblioteca Palafoxiana, Casa del Mendrugo, Casa de los Muñecos, el Carolino, Palacio Municipal, Museo Amparo, Monasterio de las Monjas Agustinas, el Zócalo.

También, la Casa de los Hermanos Serdán, el ex convento de Santa Mónica, el Barrio del Artista, por mencionar algunos.

La Policía Estatal turística fue creada en 2014, y desde entonces se dedica a dar apoyo a turistas nacionales e internacionales con servicios como traducción, orientación legal, acompañamiento turístico y servicio médico, entre otras.

__

POB/RPC