José Alonso Novelo Baeza, titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) aseguró que no se otorgarán registros para la venta de vapeadores ni cigarros electrónicos en México.

Tras su comparecencia ante el Senado, el funcionario dijo que han reiniciado la farmacovigilancia en el país y se realizará una intensa campaña para informar sobre los daños que provoca a la salud el uso de esos dispositivos.

Lo anterior se suma a la iniciativa de la diputada Guadalupe Aguilar, quien propone tratar a los cigarros electrónicos con las mismas regulaciones y multas que los productos de tabaco convencionales.

Foto: Agencia Enfoque

Los cigarros electrónicos han tomado fuerza en el país como alternativa al cigarro convencional, y es usado por muchas personas para uso recreativo.

Sin embargo, oficiales del Departamento de Salud de Estados Unidos apuntan a que los líquidos que utilizan los cigarros electrónicos causan enfermedades pulmonares, que han ocasionado al menos cinco muertes.

Así como en Estados Unidos, varios países tienen una reglamentación estricta para la comercialización de estos productos, además, países como India, Brasil, Camboya y Tailandia han prohibido la venta y uso de estos productos.

En contraste, en Inglaterra son aceptados como alternativa para que las personas dejen el tabaco paulatinamente, aunque la legislación prohíbe la publicidad en televisión, radio o internet.

Los precios de estos cigarrillos electrónicos en México va desde los 500 hasta los 6,000 pesos mientras que las recargas de líquido de diferentes sabores oscila entre los 100 y 600 pesos.

 

 


POB/RPC