Este jueves, la capital de Sinaloa se llenó de pánico, cuando por la tarde varios grupos armados abrieron fuego contra miembros del Ejército, Guardia Nacional y Policía Estatal, además de varios bloqueos que sucedieron a lo largo de la ciudad.

La versión del Secretario de Seguridad Pública Federal, Alfonso Durazo indica que al rededor de las 3:30 de la tarde, un grupo policial realizaba un patrullaje en la Colonia Tres Ríos al norte de la ciudad cuando desde una casa recibieron un ataque de una casa donde habían 4 personas, una de ellas Ovidio Guzmán López.

Hoy por la mañana, en su conferencia mañanera, el Presidente, Andrés Manuel López Obrador indicó algo que se contrapone, pues se contaba con una orden de aprehensión y extradición y se trató de un operativo directo para su captura.

«Se trató de un operativo que llevó a cabo el Ejército a partir de una orden de aprehensión de un presunto delincuente; pero -como ya lo expliqué- hubo una reacción muy violenta y se ponía en riesgo la vida de mucha gente«.

De acuerdo al secretario de la defensa Luis Cresencio Sandoval, las fuerzas de seguridad actuaron de manera precipitada y con falta de planeación.

Ante la violencia que sufría Culiacán, el Gabinete de Seguridad optó por liberar a Ovidio Guzmán, situación que el Presidente de la República dijo respaldar, pues se ponían en riesgo más vidas.

De acuerdo a cifras de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana se presentaron 7 decesos: 5 de ellos, agresores, un civil y un elemento de la Guardia Nacional. Además de 16 personas lesionadas.

¿Quién es Ovidio Guzmán?

Ovidio Guzmán López es uno de los cuatro hijos del segundo matrimonio de Joaquín Guzmán Loera. «El ratón», como se le conoce a Ovidio, tiene 28 años y de acuerdo al Departamento del Tesoro de Estados Unidos, es uno de los líderes del Cartel de Sinaloa tras la captura de su padre.

En agosto del 2012, el Departamento del Tesoro publicó a través de un comunicado que dos de los hijos del ‘Chapo’ Guzmán habían sido identificados como personas de interés, ellos eran Ovidio Guzmán López y Archivaldo Guzman Salazar, su medio hermano.

Con esta identificación, el Gobierno americano congeló sus cuentas bancarias y propiedades en los Estados Unidos y prohibió a sus ciudadanos y empresas realizar algún tipo de negocio con ambos individuos.

El caos se extendió en la capital sinaloense y más de 30 reos se fugaron de la Penitenciaría de Aguaruto, ubicada cerca del Aeropuerto de Sinaloa. En dicha fuga, dos reclusos perdieron la vida al enfrentarse con los guardias.

La inseguridad que se vivía en Culiacán orilló a la aerolínea Viva Aerobus a cesar actividades este jueves desde y hacía Culiacán, aunque este viernes decretaron condiciones óptimas para reanudar los vuelos.

 

 

__

POB/RPC