El uso de cigarros electrónicos en México ha ido en aumento en los últimos años. Sin embargo, este producto carece de una regulación para su consumo. Aunque los fumadores consideran que el vapeador es menos agresivo que el cigarro, algunos especialistas médicos opinan que el vapeo trae consigo una nueva forma de adicción a la nicotina.

Los cigarrillos electrónicos o vapeadores son dispositivos electrónicos que producen un aerosol al calentar un líquido. Su presentación viene en varias formas, tamaños y sabores.

¿Cómo funciona? El vapeador produce un aerosol al calentar un líquido que por lo general contiene nicotina, saborizantes y otras sustancias químicas que ayudan a producir dicho aerosol.

En México todavía no se tienen registros de que el vapeo haya causado la muerte de algún fumador. En Estados Unidos, en los últimos meses, al menos 16 personas han muerto por causas que se asocian al vapeo.

Prohibición en EU influye en México

Aunque se desconoce la causa específica de las lesiones pulmonares, las autoridades en Estados Unidos refieren que están relacionadas con el uso de cigarros electrónicos, pues 77% de los casos hasta el momento estudiados, utilizaron productos con Tetrahidrocannabinoides (THC).

Lo anterior, ha prendido las alertas en las autoridades sanitarias, de salud y regulación en México incluso, hace unos días José Alonso Novelo Baeza, titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) aseguró que no se otorgarán registros para la venta de vapeadores ni cigarros electrónicos en el país.

En el mes de septiembre, el Comité Nacional para la Vigilancia Epidemiológica (Conave) envió un aviso al personal de primer contacto en hospitales para la identificación de síntomas respiratorios y la revisión en el historial de uso y consumo de cigarrillos electrónicos o vapeadores.

Según Conave, este aerosol puede contener las siguientes sustancias dañinas:

“El aerosol de un cigarrillo electrónico puede contener sustancias potencialmente dañinas como compuestos orgánicos volátiles, partículas finas, metales pesados como níquel, estaño, plomo, sustancias químicas cancerígenas, saborizantes como el diacetilo, sustancia química vinculada a enfermedad grave de los pulmones”.

Sobre las lesiones pulmonares, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) mencionan que la causa es desconocida, aunque pudiera estar relacionada con el consumo de THC alterado.

Foto: Pixabay (cc)

Mientras la investigación está en curso, los CDC recomiendan que las personas consideren abstenerse de usar productos de cigarrillos electrónicos o vapeo, particularmente aquellos que contienen THC.

Algunos de los síntomas que el paciente puede presentar son:

  • Neumonía
  • Eosinofílica aguda
  • Neumonía lipoidea
  • Daño alveolar difuso y síndrome de dificultad respiratoria aguda
  • Hemorragia alveolar difusa, neumonitis por hipersensibilidad
  • Neumonitis intersticial de células gigantes.

Son las sustancias, no el vapeo

Durante 10 años, los productos para el vapeo han estado en el mercado a nivel mundial y para muchos fumadores es “una puerta de salida” a la adicción al tabaco.

Roberto Sussman, director de Pro-Vapeo, una organización sin fines de lucro que busca informar sobre el uso de este producto, señala que las causas de muerte no se relacionan con el uso de dispositivos electrónicos, sino por haber inhalado sustancias adulteradas.

En una entrevista para Expansión, Sussman señala que los casos de muerte solo se han registrado en Estados Unidos y no en países de Europa, Asia o Latinoamérica donde el vapeo está regularizado.

Esta misma organización advierte que el brote de lesiones pulmonares graves en Estados Unidos y Canadá se debe al vapeo de aceites de THC adulteradas que se venden en el mercado negro y que sustituyen el líquido de nicotina.

Además, indica, algunos proveedores han comenzado a agregar aceite de acetato de vitamina E como agente espesante. Dentro de este “mercado negro” también se han encontrado otras sustancias que contienen pesticidas.

Foto: Pixabay (cc)

A través de un comunicado, la organización pidió a la Secretaría de Salud evitar que los eventos en Estados Unidos “justifiquen reacciones de pánico que prohíban los dispositivos, impidan o dificulten su regulación”, pues considera que, este tipo de reacciones contribuyen a que aumente la probabilidad de que los mercados negros de las sustancias adulteradas crezcan.

“El vapeo con nicotina o con cannabis no es inocuo, pero no enferma o mata súbitamente si lo que se vapea está sujeto a controles de calidad adecuados. Proporcionar esta información al público puede salvar vidas”.

4 mil poblanos vapean

En Puebla 4,874 adolescentes usan cigarrillo electrónico, de ellos 1,300 son mujeres y el resto hombres, informó la doctora Martha Aguilar Rosales, del Centro de Atención de Prevención de Adicciones de la Secretaría de Salud.

Al no tener un registro, ni regulación, la autoridad sanitaria en el estado recomienda a la población no consumir los aerosoles de los dispositivos, pues no se conoce con exactitud cuál es la causa que ocasiona las lesiones pulmonares.

 

 


POB/LFJ