Un grupo de alumnos de diversas licenciaturas de la BUAP produjo bioplástico a partir de bacterias y dióxido de carbono, mismo que reduce significativamente el tiempo que requiere para su degradación, pues este nuevo plástico únicamente requiere entre 12 y 24 meses para regresar al medio ambiente.

El proyecto de estos alumnos se llama PlastiCO2, el cual utiliza bagazo de caña como base para la creación del bioplástico.

El equipo que representó por primera ocasión a la BUAP en el International Genetically Engineered Machine Competition está conformado por universitarios de las biología, biotecnología, matemáticas, químico farmacobiólogo y Arte Digital:

Irving Ulises Francisco Domínguez, Cynthia Avendaño Portugal, Víctor Alfonso Díaz Hernández, Jessica Ojeda Ochoa, Gema Cortés Pineda, Araxie Bernadette Molina Monteleón, Andrea Nazareth Tlaxcalteca Cruz, Emilio Alfonso Tlaxcalteca Cruz, Ángel Enrique Plascencia Hernández, Cristóbal O. Báez Contreras.

El equipo representativo de la Universidad, obtuvo la medalla de bronce en la categoría de Medio Ambiente de la iGEM en Boston, Estados Unidos.

Los estudiantes de Biología se encargaron de la parte teórica, el planteamiento del problema y su resolución; y los de Biotecnología se enfocaron en la aplicación de protocolos de transformaciones y ligaciones para crear el organismo sintético.

Además, como requerimiento de la competición, divulgar de manera didáctica las investigaciones, donde los alumnos de matemáticas y Arte Digital desarrollaron el videojuego Coli, el cual gira en la historia de una bacteria cuya misión es convertirse en una super célula, para reducir el COen océanos y salvar el planeta.

La medalla ganada por el representativo de la BUAP significó una de las cinco que las universidades mexicanas consiguieron en la competencia donde participaron 373 equipos de diferentes países.

 

 

__

POB/RPC